El expresidente de Perú Alan García se disparó en la cabeza cuando cuando iba a ser detenido por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht. García estaba siendo investigado por la Fiscalía por presuntamente recibir sobornos dela constructora brasileña para adjudicarle la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

El mandatario durante la mañana del miércoles fue sometido a una intervención quirúrgica luego que fuera capturado por agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad, luego de un intento de suicidio.

Según reporta el diario peruano El Comercio, Alan García de 69 años se disparó en la cabeza luego que el Poder Judicial aprobara el pedido de la fiscalía para detenerlo por un plazo de 10 días. Los médicos intentan salvarle la vida, pero sus signos vitales son débiles y la hemorragia es abundante. Por el momento, está en el área de traumashock.

“Esta mañana ha sucedido este lamentable accidente: el presidente tomó la decisión de dispararse”, dijo su abogado Erasmo Reyna en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima.

En un comunicado sobre el intento de suicidio del expresidente de Perú, el Ministerio de Salud de Perú se limitó a informar que “el expresidente Alan García Pérez ingresó al hospital de Emergencias José Casimiro Ulloa a las 6:45 con diagnóstico de impacto de bala, entrada y salida, en la cabeza”.

Alan García y Odebrecht

El ex presidente de Perú, Alan García es uno de los cinco exmandatarios vivos que gobernaron Perú tras el fin del régimen militar en 1980 (1985-1990 y 2006-2011). El exjefe de Estado está salpicado por el escándalo de las dádivas de Odebrecht a políticos y tiene prohibición de salida del país.

En noviembre de 2018, García solicitó asilo en la embajada uruguaya, alegando ser víctima de una persecución política después de que la justicia peruana le prohibiera salir de Perú, pero Montevideo rechazó su pedido.

La constructora brasileña admitió ante la justicia estadounidense que pagó 29 millones de dólares en sobornos durante tres gobiernos peruanos, incluido el segundo de García.

En diciembre del 2018, Odebrecht firmó un acuerdo de cooperación por el cual accedió a pagar una multa al Estado peruano y a entregar testimonios que pueden comprometer todavía más a los cuatro expresidentes (Pedro Pablo Kuczynski, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y García) y a otros políticos y funcionarios peruanos.

Fuente: Timing Político