Arsenal de Sarandí superó a Sarmiento de Junín en la final y logró el retorno a Primera en sólo una temporada en la segunda división. Este domingo, en cancha de Banfield, superó al Verde en cancha de Banfield con gol de Leandro Garate, de penal, y se coronó campeón de la Primera B Nacional 2018/2019.

Era un partido clave, los dos se jugaban lo mismo y debían estar finos y precisos para lograr el triunfo que les otorgara el título y el ascenso. Y el que empezó mejor fue Arsenal, con un disparo desde lejos y un mano a mano de Garate que fue cortado justo por el defensor.

Sin embargo, a los 17, Garate anticipó a Landa para tomar un rebote y el defennsor se lo llevó por delante dentro del área. Pitana cobró el penal y el propio Garate se hizo cargo de cambiarlo por gol. En un duelo calve, el Viaducto comenzaba arriba, y no era poco.

Sarmiento salió a buscar la igualdad y antes del término del primer tiempo tuvo varias oportunidades, pero se topó con un Gagliardo que estaba en el lugar indicado en el momento preciso, y le ahogó la igualdad. Así, se fueron al descanso con Arsenal con un pie en Primera.

Sabiendo que no le sobraba tiempo, el Verde salió con todo en el complemento, y el Viaducto debió retroceder en varias ocasiones, por lo que gran parte del segundo tiempo se jugó en el campo de los de Sarandí, que defendían a capa y espada el triunfo que estaban consiguiendo.

Los minutos se fueron consumiendo. Arsenal se debatía entre una defensa brillante en el fondo de la cancha y la dificultad para definir en el área rival, donde las chances eran pocas, pero nunca aprovechadas. Sarmiento tuvo el empate con Penco, pero Aníbal Leguizamón le movió la pelota con la cabeza y, dentro del área chica, el nueve la tiró por encima del travesaño.

Pitana adicionó cinco minutos más. Los más largos de su vida para la gente del Viaducto. Gagliardo siguió respondiendo como un héroe. Se jugaba como se podía. Rondina sufría en el banco. Pero sus gladiadores le respondieron como correponde.

Fue final y ascenso para Arsenal, que logró un merecido premio, trabajado con humildad y corazón. Todo lo que necesitaba el club en su peor momento.

Fuente: Solo Ascenso