Ya se cumplieron 63 días sin servicio por parte de los colectivos de las líneas 112, 165 y 243, y los trabajadores del Expreso Lomas de Zamora llevarán nuevamente su reclamo al ámbito ministerial para encontrarle una solución a un conflicto que mantiene paralizado a uno de los medios de transporte más importantes de la Región.

Según el comunicado, mañana martes a las 11, “nos movilizamos al Ministerio de Trabajo, a Callao 114, por la problemática que venimos atravesando, ya son 63 días completamente parados y sin sueldo, en esa audiencia están citadas todas las partes involucradas y que nos tienen de rehenes a 400 trabajadores y más de 50.000 usuarios en un conflicto completamente ajeno a nosotros”.

Efectivamente, los trabajadores afirman que la solución al conflicto “está en manos del Ministerio de Transporte”, que es responsable de determinar qué empresa será la responsable de tomar el mando de Expreso Lomas. Actualmente hay dos empresas en disputa: Grupo DOTA y MegaCar.

Los trabajadores vienen denunciando “vaciamiento” de la firma, ya que los gerenciadores “no invierten en la mejora de las unidades” y el deterioro y la falta de mantenimiento obligó a suspender el servicio.

Según habían informado informaron, “por falta de unidades -quedan solo 16 de un total de 140- queda totalmente parada la empresa”. “Veníamos circulando con el Ramal 1, Monte Grande – Plaza Once, pero solo hasta la estación Lanús, y se nos fueron rompiendo las unidades y por falta de repuestos no se pudieron reparar.”

La problemática perjudica más de 50 mil usuarios quienes dependen en forma diaria de las líneas. La 112 une Lanús con Puente Saavedra; la 165, Monte Grande con Once, Pompeya y Burzaco (en Almirante Brown) y la 243 une Lomas de Zamora y Monte Grande.