Amparo en la justicia: el municipio de Berazategui deberá suspender la ordenanza que prohíbe la tracción a sangre

94

La medida ya generó controversia entre las asociaciones defensoras de los animales, en especial de los equinos. Esta mañana la justicia dio a lugar al amparo presentado por los recolectores de residuos informales, al dictaminar una medida cautelar que ordena a la municipalidad de Berazategui a que suspenda la aplicación de la ordenanza 5.694 que había entrado en vigencia el 1° de mayo, consistente en la prohibición de la tracción a sangre.

Efectivamente, el Juzgado de Familia Nº 3 de Quilmes, a cargo de Gonzalo López Cardoso, hizo lugar a la medida presentada por Dante Morini en representación de los recolectores y recicladores urbanos agrupados en la Unión de Carreros de Berazategui, y dictaminó: “Se ordena como medida cautelar la suspensión de la aplicación de la ordenanza cuestionada hasta tanto se resuelvan los presentes obrados”.

En este sentido, Morini expresó la necesidad que la comuna de Berazategui “deje de criminalizar la pobreza violando la constitución nacional y provincial, y lleve adelante un verdadero proceso para incluir a los cientos de recolectores y recicladores urbanos del distrito que viven día a día de todo material reciclable que se encuentra abandonado en las calles”.

“El Municipio no puede imponer de la noche a la mañana una ordenanza sin establecer tiempos necesarios y reales para la reconversión del sistema, y mucho menos penalizar y perseguir a los más pobres y vulnerables que realizan esta tarea alrededor de 10 horas diarias, tirando el carro con su propio cuerpo, para poder compra el alimento del día”, afirmó el abogado.

Como era de esperarse, asociaciones de derechos de animales pusieron el grito en el cielo, y hablaron de un fallo judicial “a favor del maltrato”.

“Sabemos muy bien que quien llevó adelante este recurso es dueña de varios caballos y carros que los usa para alquiler, de eso vive, ese es su negocio”, dispararon desde la asociación “Caballos de Quilmes”.

La ordenanza 5694 había sido aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante, y preveía que “en breve” y en base a los registros “se les entregue a los recicladores una bicicleta eléctrica en comodato, para que puedan seguir cumpliendo con sus tareas”.

“El objetivo de la iniciativa es evitar el maltrato animal, así que ya hay sanciones para todos aquellos que maltraten a los caballos.

La norma había sido motorizada en marzo por el propio intendente Patricio Mussi “con el objetivo de prohibir la tracción a sangre y resolver así el grave problema del maltrato animal, lo cual fundamentalmente es generado por la utilización de caballos para llevar carros”.