Desde ayer, trabajadores nucleados en el gremio de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) se manifiestan frente a la planta Viauro en el Parque Industrial de Burzaco, debido a que en la madrugada del martes 15 trabajadores se encontraron con telegramas de despido, y la empresa les manifestó que no podrá cumplir con el pago de la totalidad que les corresponde.

Según informaron a ASÍ TODO, esta mañana se realizó una audiencia conciliadora en el marco del Ministerio de Trabajo, “pero la empresa se mantuvo en su postura” de cubrir solo con el 60% del total de las indemnizaciones a pagar en cuatro cuotas, ya que argumentan no tener dinero suficiente para afrontar los pagos a lo cesanteados.

“En el Ministerio pedimos por la reincorporación de los compañeros porque el porcentaje que propone Viauro no sirve para las familias” dijo a este portal Maximiliano, uno de los delegados de los trabajadores, agregó que se declaró la Conciliación Obligatoria por 15 días.

“Estamos esperando que la empresa nos llame a negociar las nuevas condiciones. Estamos abiertos a escuchar lo que tengan para decirnos.”

Problema de larga data

En los telegramas de despido aparece citado el artículo 247 que ampara a la empresa a otorgar solo el 50% de la indemnización. Sucede que en el 2018 Viauro presentó un Preventivo de Crisis el cual fue rechazado por la regional del Ministerio de Trabajo acentada en Adrogué a la sede platense también fue enviado este pedido y también se lo rechazó y no se le aprobó accionar ningún despido.

“Nosotros estamos pidiendo, luego de terminar una audiencia con los dueños de la empresa, que se pague el 100% o que se llegue a un acuerdo con la gente y la empresa, queremos la indemnización que corresponde. Sabemos que lo que es a nivel país viene todo muy mal, pero tampoco es para que de esta manera nos estén echando y no dando la cara, de última se podría negociar un retiro voluntario cosa que tampoco se hizo”, señalaron.

Según contaron, el lunes pasado Viauro “presionó” para que la cadena productiva haga más piezas “porque tenían que entregar un cargamento”, y luego llegaron los despidos.
“Tenemos este conflicto desde hace 6 años. Por el sistema de suspensiones en negro que figuraba en las audiencias del Ministerio de Trabajo por acuerdo de partes que se firmaban, se acordaron 40 días de suspensiones pedidas por la empresa, de los cuales 20 los trabajabas en negro y otros 20 te quedabas en tu casa, esto nos traía mucho conflicto”, dijo Maximiliano.

“Nos decían de la antigua comisión del gremio que esto estaba bien pero en sí estaba mal según lo que marca la ley. Entonces volvemos hacer un nuevo acuerdo con la empresa la cual se negaba porque le redituaba plata a ese sistema, a la cual nunca hubo una baja de trabajo: los camiones seguían saliendo igual. Este sistema dejaba plata para la empresa.”
Se acordó cambiar este sistema a uno del 73% en bruto que otorgaba un 90% de salario, y fue el momento en que estalló la crisis, ya que Viauro pidió al gremio volver al sistema antiguo.

“Nosotros no vemos una crisis en la empresa, la crisis se genera porque ella perdió trabajo pero no perdió por el tema del país sino por no invertir en maquinaria. El tema es que si no invierte, los proveedores se lo llevan a otro lado con mejor calidad. Ahora que la gente que se quiere ir, es por el ambiente que se generó con los dueños. La gente prefiere perder los puestos de trabajo que seguir trabajando en estas condiciones. En 6 años no pudieron revertir. Hay que hacer en cantidad y con buena calidad pero las máquinas tienen como 40 años y están atadas con alambre Si la empresa no tiene entrada de capital, ¿cómo le van a pagar?”