En el marco de las celebraciones por el 22º aniversario del inicio de sus actividades académicas, la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) presentará mañana –martes 4 de junio-, a las 15.30, su polideportivo “Mary Terán de Weiss”.

Se trata de un espacio techado de cerca de 2.000 cuadrados, ubicado en la avenida Hipólito Yrigoyen 5682 (Remedios de Escalada, Lanús), que será destinado a la práctica recreativa y participativa de la comunidad universitaria (estudiantes, trabajadores no docentes y docentes).

Ubicado en el mismo predio que el Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología de la UNLa (Abremate), el polideportivo contará con espacio de medidas reglamentarias para la práctica de hándbol, futsal, básquet y vóley.

Además, contará con dos tribunas metálicas, vestuarios de damas y caballeros, una sala de primeros auxilios, una oficina de atención, un buffet, una sala de reuniones y una terraza (arriba de los vestuarios) de 34 metros de ancho por 3,50 de largo para prácticas aeróbicas.

Pronto a quedar inaugurado, el flamante espacio gestionado por la Dirección de Deportes y Recreación de la UNLa (dependiente de Secretaría de Bienestar Universitario), será estrenado con un torneo deportivo en fecha aún a determinar.

El polideportivo le permitirá a la UNLa, entre otras cosas, ser sede de certámenes universitarios y completar los espacios para la práctica deportiva que la Universidad ya posee en su campus de la calle 29 de Septiembre 3901 (el playón deportivo “Delfo Cabrera” y el gimnasio “José Gatica”.

En homenaje a una de las mayores deportistas argentinas

La UNLa decidió llamar a su polideportivo Mary Terán de Weiss, en honor a la primera deportista argentina en alcanzar los primeros planos del tenis mundial (llegó a los primeros puestos del ránking global).

Disputó 1.100 partidos internacionales, de los que ganó 832 (entre singles, dobles damas y dobles mixtos. Ganó los siguientes torneos: Abierto de Irlanda (1950), Israel (1950), Colonia (Alemania) (1951), Baden-Baden (1951) y Welsh (1954), así como varias veces el Torneo del Río de la Plata. Ganó también el “Plate” de Wimbledon, disputado entre los jugadores eliminados del torneo inglés. En 1948, alcanzó los cuartos de final del Abierto de Francia.

Fue número uno de Argentina en 1941, 1944, 1946, 1947 y 1948.​ Ganó dos medallas de oro (single y doble femenino con Felisa Piérola) y una de bronce (dobles mixto con Alejo Rusell) en los Juegos Panamericanos de 1951, siendo una de las grandes figuras de este torneo. En esta época, era considerada una de las mejores 20 tenistas del mundo.​

Simpatizante del peronismo, fue condecorada con la Medalla Peronista, luego de 1955 fue perseguida por sus ideas políticas, razón por la cual primero debió exiliarse en España y finalmente con la suspensión que decretó el dictador Pedro Eugenio Aramburu sobre ella y otros deportistas de primer nivel se vio obligada a abandonar la actividad deportiva. Durante décadas permaneció ignorada por el Estado, los medios de comunicación y las organizaciones deportivas hasta que se suicidó en 1984, a los 66 años.

En la década de 2000, se inició un movimiento destinado a recuperar su memoria, que se concretó en 2006 con la decisión de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires de imponer su nombre al estadio de tenis construido en el Parque Roca de esa ciudad, el mayor de Sudamérica.