Los trabajadores de la línea 540-553 Grupo Autobuses de Lomas de Zamora realizarán mañana lunes una asamblea a eso de las 11 con abstención de tareas, en la que se determinará la posibilidad de realizar una serie de protestas para denunciar la falta de mantenimiento en las unidades que ocasionaron este fin de semana dos hechos que afortunadamente no generaron heridos.

En primer lugar, el viernes pasado a la tarde en Juan XXIII y Faucho un desperfecto generó un incendio que ganó la totalidad del colectivo que se encontraba con pasajeros y que, según manifestaron, “gracias a la rápida reacción del chofer no estamos lamentando heridos”.

En segunda instancia, el sábado luego del mediodía, a un colectivo de la 540 que minutos antes circulaba cargado hasta el estribo con pasajeros, se le cortó la dirección.

 

“No vamos a esperar a que ocurra una desgracia para decir basta”, indicaron desde el cuero de delegados de los trabajadores, quienes además señalaron que los reclamos no solo se centran en la inversión sobre el mantenimiento de los colectivos, sino también sobre las condiciones de galpones de las unidades, los talleres, y sobre la desinversión que repercute en sueldos mal liquidados.