Efectivamente, luego de la marcha de los trabajadores de las líneas de colectivos sureñas, ASÍ TODO pidió al Ministerio de Transporte declaraciones para conocer la postura oficial en torno a este conflicto y, a través de un comunicado del área gubernamental encabezada por Guillermo Dietrich, depositó responsabilidades en el Juzgado en lo Civil y Comercial 14, a cargo de Osvaldo Lezcano, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

“La empresa Expreso Lomas entró en concurso de acreedores en 2015, por lo que el tema está en la Justicia”, indica la misiva. “Tras años de conflicto judicial, hoy la empresa tiene designada por el juez de la causa una Administración Judicial.”

De todas maneras, Transporte aclara que desde el Ministerio “se busca retomar la concesión de las líneas para que el servicio siga funcionando con un nuevo operador”, pero “se encuentra vigente una medida cautelar que impide la caducidad de las líneas y la consiguiente relicitación del servicio”.

En este sentido, y como es sabido, el Juez aún no ha resuelto la cuestión de fondo para poder caducar la concesión actual de estas líneas y poder lanzar una licitación nueva. “Esta falta de resolución impide regularizar el servicio de colectivos para que la gente pueda viajar. Desde el Ministerio la voluntad es que esto ocurra para devolver el servicio y normalizar la situación.”

Sobre la situación de los trabajadores de la empresa, la cartera ministerial aclaró que “se continúan erogando fondos que, por orden judicial, están destinados al pago de sueldos”, y que el ente nacional “no hace la liquidación en forma directa sino que los transfiere a un administrador judicial designado por el Juez”.