De cara a las elecciones de agosto y octubre, ayer se realizó una jornada de simulacro de transmisión de telegramas de escrutinio en escuelas que terminó fracasando por errores y colapso del sistema. Efectivamente, la Dirección Nacional Electoral dispuso la apertura de algunas escuelas que serán lugares de votación para que se pruebe el sistema de envío de información de las actas escrutales al Correo Argentino, pero el sistema se cayó, lo que significó un gasto de casi 15 mil pesos por cada boca de información que no funcionó. 

Un audio que comenzó a viralizarse esta mañana, daba cuenta: “Tuvimos que abrir las escuelas de aca de Lomas, las que están afectadas para las elecciones.Había que abrir de 8 a 12. De 8.30 a 12 el sistema no funcionó y no se sabe si colapsa o la señal de internet o directamente que no funciona”. 

Justamente, el sistema pretende eliminar la necesidad de entrega en mano de las actas con electorales para enviarlas directamente al Correo Argentino vía sistema similar al fax a cargo de la empresa venezolana Smartmatic, pero no hubo resultado positivo ya que las netbooks entregadas en las escuelas no funcionaron y el sistema de trasmisión que no arrancó. Para algunos especialistas, los diagnósticos fueron pésimos por “demoras para los accesos y fallas en el sistema fueron las principales falencias del sistema aprobado para utilizarse en las elecciones nacionales”.

Precisamente, el especialista en seguridad informática Javier Smaldone, manifestó en sus redes sociales cómo fue la jornada plagada de irregularidades en todo el país donde se llevó adelante. “Empiezan los problemas: algunas netbooks no arrancan”.

“Quizás si hubieran publicado algún detalle (técnico) sobre el funcionamiento del sistema con el que se hará el escrutinio provisorio de nuestros votos, no tendríamos que estar adivinando por qué no andan las cosas”, se preguntó el especialista.