El diputado nacional y dirigente de La Cámpora, Máximo Kirchner, dijo que al presidente Mauricio Macri “no le gusta perder a nada” y afirmó que el gobierno “va a hacer todo lo que pueda para no perder las elecciones”, por lo que advirtió que el kirchnerismo debe “estar atento porque nos van a querer hacer trampa”.

“Ya han hecho pruebas con el nuevo escrutinio y les salió mal”, consideró el dirigente en el acto de ayer en Lomas, junto al intendente Martín Insaurralde.

Al lanzar la campaña en ese distrito, el legislador que buscará renovar su banca por el Frente de Todos cuestionó al gobierno por “haberse timbeado al país” y dijo que “abandonó a los intendentes del gran Buenos Aires que hoy no dan abasto y que tienen que poner plata de sus municipios para hacer obras, que en verdad le corresponden a la provincia”.