El Colegio de Martilleros de la provincia de Buenos Aires pronosticó que los alquileres continuarán encareciéndose por la “persistente inflación” e indicaron que se trata de otro síntoma de la crisis.

“Esto es una muestra más del derrumbe brutal que sufre el sector inmobiliario por una crisis económica que, lejos de resolverse, se agrava cada día más”, explicó el titular de la entidad, Juan Carlos Donsanto. Luego agregó que “el costo de vida supera por una amplia brecha a los incrementos de la mensualidad por el alquiler de una vivienda”.

En ese sentido, Donsanto indicó a NA que entre enero y mayo el costo promedio del alquiler de una propiedad aumentó un 10,8 por ciento, mientras que el índice de precios al consumidor tuvo un alza de 19,2 según datos del INDEC.

“Medido de modo interanual, el retraso muestra la misma tendencia porque el costo de vida se incrementó 60 por ciento de mayo a mayo y el canon locativo lo hizo 34,7 por ciento en el mismo período”, señaló.

También agregó que “las escrituras cayeron el 50 por ciento, de un año a otro no solamente en nuestra jurisdicción”.

Además expuso que “la imposibilidad del acceso a la vivienda hoy está dada por la caída generalizada de ingresos de la gente, por los aumentos en todos los otros rubros de la canasta básica, en las tarifas y por la falta de acceso a vías de financiación serias y sustentables y no pensadas en función del marketing político o del negocio financiero de muy pocos”.

Fuente: NA