El programa tiene como objetivo avanzar hacia una ciudad más sustentable que mejore la calidad de vida, la salud de todos los vecinos y las generaciones venideras. Mientras que, el intendente alentó a la comunidad a sumarse a esta ola “verde” y a seguir comprometiéndose en materia de cuidado ambiental.

“En estos tres años y medio de gestión fuimos armando un equipo muy importante y hoy presentamos Brown Verde, una iniciativa que nuclea y pone en valor todo lo que fuimos construyendo paso a paso”, destacó el Jefe Comunal al tomar la palabra esta mañana en el Parque Industrial de Burzaco.

Entre los principales ejes de Brown Verde, se encuentran las 12 estaciones de reciclado, para que los vecinos dejen sus materiales reciclables en plazas de las distintas localidades, los cinco cestos soterrados en Adrogué, Burzaco y Rafael Calzada en donde se pueden depositar materiales durante las 24 horas y también 11 Ecopuntos para que los brownianos dejen los aparatos electrónicos que ya cumplieron su vida útil.

Durante el acto, además, fueron presentados los nuevos camiones que la Comuna adquirió para profundizar todas las tareas en materia de recolección y mantenimiento.

Entre ellos, el camión Dayle, que se encarga del retiro del material de reciclado en instituciones y la recepción diferenciada en domicilios; barredoras mecánicas; camiones volcadores; palas y mini palas; camionetas 4×4; chipiadoras, para reducir el producido de poda y tractores, entre otros.

“El objetivo es seguir trabajando con estas políticas públicas para generar, entre todos, una mayor conciencia en cada rincón de nuestro Distrito. Todo esto es vital para tener una mejor calidad de salud y de vida y también para cuidar nuestra tierra, que es lo que vamos a dejarle a las próximas generaciones”, concluyó el intendente browniano.

De esta manera, el programa se suma a una serie de medidas orientadas en generar un distrito más verde y más sustentable a partir de acciones de concientización como el trabajo en más de 100 instituciones, entre colegios y clubes de barrio, donde se busca fomentar hábitos de reciclaje a chicos y chicas.

El proyecto también efectúa acciones que impactan de forma directa en la mejora del medio ambiente, como la remodelación de más de 60 plazas y espacios verdes, la plantación de más de 1.000 árboles, los trabajos de desobstrucción en zanjones y desagües para evitar anegamientos y monitoreos sobre la calidad del agua de los arroyos y del aire.