Ayer a la mañana, familiares, amigos y compañeros de Gabriela Ciuffarella, la docente que falleció hace ya un año a causa de que IOMA no le entregó a tiempo sus medicamentos oncológicos, se concentraron frente a la sede de Lomas de la prestadora estatal de los empleados bonaerenses, y denunciaron públicamente a la gobernadora María Eugenia Vidal por un spot publicitario en el que promete medicamentos complejos a cambio de votos y la tildaron de “asesina”.

La hermana de Gabriela, Mónica, hizo responsable a IOMA y a la gobernadora, dado que durante más de ocho meses, no le autorizaron la entrega del medicamento Carfilzomib para tratar un tipo de cáncer, y “encajonaron” los pedidos.

 

En dialogo con ASÍ TODO, Mónica sostuvo que Gabriela “no falleció porque sí”, sino que “fue asesinada por (la gobernadora) Vidal y su IOMA”. Y resaltó que “un cuerpo no puede esperar cuando hay un cáncer”.

 

En relación al polémico spot, Mónica Ciuffarella dijo que Vidal “no tiene que regalar nada” porque la obra social es paga. De todos modos, enfatizó la necesidad de que el estado “se haga responsable”, tengan o no los pacientes obra social, porque “es una obligación y no tienen que hacer propaganda con eso”.

También, la docente y dirigente de SUTEBA Paula Alfaro repudió el spot: “Con el cáncer no se ganan votos ni con el dolor de las victimas. El IOMA esta siendo vaciado y los pacientes están siendo abandonados”.

Alfaro definió a esta maniobra como “campaña sucia” y se lo adjudicó al “desprestigio” de la gobernadora en la provincia a causa del “abandono en la educación, salud, trabajo y vivienda”. “Hay irregularidades tremendas con respecto al suministro de medicamentos, de autorizaciones de ordenes”, agregó.

Efectivamente, el caso de Gabriela no es el único, se suma al de Mariano Romagnioli, un chico de tan solo 13 años que tampoco recibió las medicamentos y al de una larga lista. Según Mónica “esto esta cada vez peor, cada vez hay más muertes” en relación a la salud provincial.

Por otra parte, en la movilización denunciaron que el caso de Gabriela se encuentra “congelado”. “Tribunales de Lomas de Zamora hace un año que pide a IOMA los informes y no los entrega, está en rebeldía.”

Concretamente, el pedido de los convocados es “una obra social de calidad, que funcione correctamente, que deje de ser irregular, que sirva para los trabajadores, que deje de estar al servicio de los negociados de los laboratorios y los empresarios amigos del Gobierno”.