Recalculando: la bajada del candidato, las deserciones y la búsqueda de la foto de campaña

101

Entramos de lleno en tiempos de campaña electoral de cara a las generales de octubre y los candidatos se reparten en sus visitas proselitistas, lo que significa en algunos casos una prueba de fuego crucial, que puede marcar la cancha en el plano local.

A horas en que la gobernadora visite un distrito vecino para ser parte de un evento no tan populoso pero sí con contacto, en otro lado vienen sudando los armadores para lograr que mañana, viernes 20, salga todo bien. Sucede que la organización local de la llegada del candidato presidencial para mañana viene generando más disgustos que felicitaciones y ya hay deserciones entre invitados.

Se estaba orquestando un evento para festejar a casi mil jubilados en su día, con impactante asado en un gran predio recreativo sindical de los que están en Camino de Cintura. No hacía falta llevar cubiertos, se pensó en un agasajo “como corresponde”.

Los engranajes aceitados desde el Instituto Patria recibieron la propuesta para que esta jornada forme parte del calendario de vistas del hombre. Los ideólogos venían buscando por lo bajo acoplarlo a esta fiesta. Se dice que fue por esto que la gestión diseñó una serie de subsidios de alrededor de los 100 mil pesos cada uno para entregar a los centros de abuelos y lograr fotos de campaña.

Pero el referente del predio se plantó por no comulgar las políticas, sobre todo de la candidata a vice, por lo que dio un ultimátum a la gestión de quien ostenta el cargo de presidente pejotista bonaerense. La ingeniería política echeverriana telefoneó a una entidad montegrandense “más afín”, un club fundado hace varias décadas por el padre de un actual candidato local, pero lavagnista.

¿Mil personas? La cancha con tinglado modificó notablemente las expectativas de un día de asadazo en un predio verde por parte de los jubilados, y al enterarse el deliberado no aviso de la visita del candidato guitarrista hizo que varios agradezcan de antemano, y que anuncien que no irán.

El acto se hará, habrán mandatarios vecinos y promesas de campaña en un acto que aún a estas horas, es pensado para mil abuelos.