Fuga de una Comisaría en Quilmes: investigan posible complicidad por parte de policias

Desde ayer a la noche, la Comisaría 3° de Quilmes Oeste -12 de Octubre 55- está descabezada e intervenida, ya que existen muchas dudas en torno a la situación que se dio la fuga de 11 detenidos (de los cuales fueron recapturados tres).

65

Efectivamente, la Auditoría General de Asuntos Internos de la Policía desafectó al titular de al dependencia, el comisario Miguel Angel Coch, el segundo Jefe, el subcomisario Rubén Darío Banegas y otros dos efectivos.

Sucede que, tal como informó ayer este medio, al mediodía, cuando efectivos iban a llevar comida a los alojados del calabozo, uno de los detenidos aprovechó un momento de distracción y empujó a un policía que cayó al suelo, por lo que varios detenidos aprovecharon y emprendieron una loca carrera hacia la calle y, según señalaron, en la fuga uno de los presos robó un auto a un vecino mientras que otros corrieron por la calle 12 octubre.

Las dudas apuntan al accionar de los efectivos de una Comisaría “superpobrada” por 51 presos en un calabozo habilitado en principio para 12 reclusos. De a cuerdo a lo reconstruido, el segundo custodio, “que fija el protocolo de seguridad”, no estaba presente ya que él hubiera podido sellar un segundo acceso que habría impedido la fuga. Y, sumado a un efectivo descuidado que llevaba la comida, la ausencia de un apoyo, circula la hipótesis de “colaboración policial”, porque el portón de la calle “se encontraba sin llave”.

Tal lo relatado, cuando los prófugos ganan la calle, un oficial corrió tras ellos por 12 de Octubre, los vio subirse a Renault Megane y disparó una vez con su arma reglamentaria y no impactó en el vehículo. A estas horas, también, se investiga si el automóvil los estaba esperando o si los delincuentes lo robaron, aunque muchos descartan esta última posibilidad porque nadie se presentó a realizar la denuncia.

Al momento la Asuntos Internos dispuso que no se adoptaran medidas contra el personal involucrado. Interviene la UFI 4 del Departamento Judicial de Quilmes a cargo de la fiscal Karina Gallo.

Imagen: Hecho en Quilmes