Todo comenzó cuando una familia oriunda del partido de Azul se encontraba paseando por la zona del Parque Pereyra Iraola, momentos en los que su bebé de siete meses de vida comenzó a tener fiebre y a convulsionar.

De inmediato, los papás de la criatura pidieron ayuda al personal del Destacamento N° 1 la Escuela de Policía que se halla en las cercanías al Parque.

Rápidamente, el Oficial Subayudante Emiliano Domínguez y el Oficial de Policía Yanel Aguirre, quienes estaban en la entrada del predio, observaron que la situación podía ser de gravedad, dejaron que la familia ingresara al establecimiento y dieron aviso radial al personal médico con el fin de ponerlos en alerta.

Al llegar a la guardia del servicio de sanidad del lugar, la Doctora Guillermina Ambrosis y la enfermera Patricia Miera, recibieron al bebé, le practicaron las primeras atenciones y, luego de evaluar el estado de salud, decidieron trasladarlo en ambulancia hacia el Hospital de Gonnet, trayecto en el que lograron estabilizarlo.

Por otra parte, el Jefe de Seguridad de la Escuela de Policía se hizo presente en el nosocomio para asistir y acompañar a la familia del niño quien se encuentra internado bajo la observación de los profesionales.