Hernán Coronel, junto con Mala Fama, se presentó ayer en el cierre de la celebración del del convenio entre el club Banfield y la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo en el estadio Florencio Sola (ver: “Convenio con Abuelas“) y, minutos antes de salir a escena dijo a ASÍ TODO NOTICIAS: “No podría describir lo que representa para mí estar acá, te lo termino de decir cuando termine de cantar, ¿sí?”

“Obviamente es algo único y muy particular, es un ambiente diferente con el pasto, la tribuna y los colores de Banfield. Es un show especialísimo y único”, destacó.

 

  • ¿Qué te genera haber sido convocado?
  • Me siento un privilegiado y agradecido de que me hayan incluido. Un evento con unas razones y motivos tan especiales y generosos por parte de la gente de Banfield para una causa tan copada como la de Abuelas.
  • ¿Estar en el Conurbano es diferente a tocar en Capital Federal?
  • Te juro que cada vez que subo al escenario en lugares distintos, siempre tengo la misma sensación. Por más que haya distintos públicos, climas y posibilidad, siempre que empieza a sonar mi banda, no es por nada, pero somos como un equipo que sale a jugar y esté donde esté siento una adrenalina linda.
  • Te viniste de verde.
  • ¿Sabes que no fue internacional? Se dio así, debe ser el subconsciente, tuve que cambiar de visera por una reunión y quedé así.
  • ¿Porqué la gente se identifica tanto con Mala Fama?
  • No soy el tradicional cantante o artista, mientras mas tengo menos quiero y siempre estoy pendiente de que lo mejor sea para la gente. Siento que hay una conexión entre el ser genuinamente generoso, condescendiente, amable y humilde, ponele, me cuesta hablar de eso. Hay una conexión entre la gente muy humilde, hasta la gente que no es humilde, se contagia.

“Somos como un equipo que sale a jugar y esté donde esté siento una adrenalina linda”

“Si lo tengo que sintetizar, creo que las personas que tienen un buen sentir perciben que tengo buenas intenciones, trato de alegrar a los demás. No soy el tradicional cantante o artista, mientras mas tengo menos quiero y siempre estoy pendiente de que lo mejor sea para la gente. No hago rutina, no hago uso de las rimas, vengo no solo a cantar sino también a estar.”

Coronel junto a su banda cerraron el histórico evento en un escenario frente a una multitud de “malafameros” que cantaron sus canciones por alrededor de una hora. La humildad que lo caracteriza lo llevo a repartir torta fritas con el público y a no querer bajarse del escenario para seguir disfrutando un poco más de la noche banfileña.