El día que Charly García tocó en el estadio del Club Los Andes

Tocó hace 40 años con Serú Giran en el Gallardón. Un periodista de rock que estuvo ese día cuenta cómo fue el show. 

168

Obvio que el hito más famoso de Los Andes en la historia del rock nacional es el último recital de Sumo, el 20 de diciembre de 1987, dos días antes de la muerte de Luca Prodan. Pero hay otra historia menos conocida pero inolvidable para los que estuvieron ahí, que no fueron pocos. En el Gallardón actuó Serú Girán en el mejor momento del grupo, cuando presentaba “La Grasa de las Capitales”. Eriza la piel ver las pocas fotos que circulan de ese día. Charly García, David Lebón y el resto de la troupe con las tribunas de nuestro estadio de fondo.

Este 2019 fue “muy Serú” por el impacto que produjo el video que grabó Pedro Aznar cuando les mostraba a Charly y a David el resultado de la remasterización de “La Grasa…”, que se presentó en estos últimos días de diciembre. Se cumplieron 40 años de lanzamiento original del segundo disco de la banda y era la ocasión ideal.

En ese mismo año, 1979, Serú llegó al estadio de Los Andes. Fue el 24 de noviembre, es decir que hace pocas semanas se cumplieron los 40 años exactos.

En su libro Mil historias Mil Rayitas, Hugo Bento, periodista, escritor, gestor cultural, hoy a cargo del área de Literatura del Municipio, consigna que el show fue el cierre del ciclo Conciertos al Atardecer, que organizaba el programa Escala Musical, a cargo de Carlos Ballón. No hay muchos datos del show en la web, pero quienes estuvieron ahí recuerdan que ese día, como teloneros de Serú, tocaron Raúl Porchetto y el grupo Raíces. La foto en la que se ve a Charly con la platea del Gallardón de fondo (el único sector habilitado) demuestra que la convocatoria fue bastante buena.

Entre los promotores estaba la revista Noticias de Lomas de Zamora, que dirige Hugo Bento y había empezado a publicarse un año antes. Recuerda algunas imágenes de ese día: “Nosotros los auspiciábamos y participamos de la organización. Todo bastante a pulmón. Me acuerdo que hasta colaboramos para armar y desarmar el escenario”.

Hugo nos contactó con Jorge Flores, vecino de la zona y periodista de rock, que fue ese día a ver el recital con otros tres compañeros del secundario.Jorge vivía en Sáenz entre Mentruyt y le pareció increíble que de pronto apareciera una fecha de Serú Girán a metros de su casa. Era fanático de la banda y ese mismo año estuvo en los 7 recitales que Serú hizo en el Auditorio Kraft para presentar “La Grasa…”

“Yo laburaba en Entel y me gasté un sueldo entero para ir a todos esos shows”, recuerda.

Hace memoria para repasar cómo fue el recital en Lomas. Serú tocó entero el disco que estaba presentando y también hizo su versión de “Loco ¿No te sobra una moneda?”, el rocanrol de Billy Bond. Ese día David Lebón tocó con una de sus guitarras emblemáticas, una Gibson Flecha color madera natural.

Cuando terminó el recital los músicos fueron para el lado de Portela, el corner de las canchas de tenis. Algunos espectadores, unos 50, corrieron a buscar autógrafos.

Charly se acercó al alambrado sin problemas y empezó a firmar los discos o los papelitos que le alcanzaban. Pero a Jorge le pasó algo raro. “Charly manejaba todo el panorama y atendió a todo el mundo. A mí me dejó para el final. No sé por qué. Pero cuando terminó con todos, le pidió a alguien que me abriera el portón, y pude pasar adentro de la cancha”.

Hay varias escenas que no se le borran: “Ellos habían llegado con dos autos, un Peugeot 504 y un Renault 12. Charly fue hasta el Renault, donde creo que estaba Oscar López, el manager, y me trajo dos tarjetones promocionales que supongo que eran los que les daban a los periodistas. Uno de los dos los llevó hasta el Peugeot, donde estaban los otros tres integrantes, para que me lo firmaran. No me voy a olvidar nunca la escena de Pedro Aznar saliendo por la ventana del techo del auto firmándome la postal”.

Pasaron más de 40 años y los detalles se diluyen. Es posible que alguien que lea esta nota haya estado ahí ese día en la platea del estadio que al año siguiente fue bautizado como Eduardo Gallardón. Nada nos gustaría más que, en ese caso, nos escriba vía mail a prensa@clublosandes.com para seguir contando esta historia.

Fuente: clublosandes.com / Leo Torresi