En diálogo con la radio de la Universidad Nacional General Sarmiento (FM La Uni 91.7), Moreira valoró que la actual gestión “inyecta plata por vía directa, con medidas como la Tarjeta Alimentar, e indirecta, con planes de reducción de los plazos en las deudas” de pequeñas y medianas empresas, para “fortalecer el mercado interno”.

La iniciativa, anunciada la semana pasada por el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, permitirá quitas promedio del 42% sobre el total de las deudas impositivas, aduaneras y de seguridad social para pymes, monotributistas, autónomos y entidades sin fines de lucro.

“Sabemos que estas son medidas de corto plazo. Pero la plata que hasta hoy se usaba para pagar deuda a partir de ahora se va a asignar como capital de trabajo y eso es importante”, remarcó el dirigente pyme.

No obstante, Moreira apuntó que el panorama para el sector productivo continúa siendo “preocupante”, y detalló luego: “Hoy si bien se fue desacelerando la vorágine hacia el precipicio con respecto a los cierres de empresas, somos conscientes de que la reactivación va a demorar un par de meses hasta que empiece a verse”.

En este sentido, el referente del Frente Productivo Nacional advirtió que “la situación heredada es mucho peor de lo que se pensaba”, en base a lo diagnosticado en las periódicas reuniones de la Mesa Nacional de Unidad Pyme, en el ministerio de Desarrollo Productivo.

“El gobierno de Cambiemos ha dejado un desastre muchísimo más grande del que pensábamos. Sabemos que falta mucho y la situación todavía es crítica. Pero ahora hay una decisión política de reactivar la industria nacional, sabiendo que no hay desarrollo posible con un país sumido en la pobreza”, último Moreira.