Es por eso que enmarcado en el plan integral de obras hidráulicas, contrataron con fondos propios del municipio un camión desobstructor que trabajará limpiando los ductos y alcantarillas que pasan por debajo del asfalto, en lugares que históricamente padecieron inundaciones.

Comenzaron por la esquina de Rosales y Presidente Perón en San Vicente y extendiéndose en el tiempo por otros puntos del distrito, como la curva de La Estelita o la esquina de Walsh y Alte. Brown entre otros.

Esta limpieza tiene como beneficio inmediato, lograr que el agua escurra mucho más rápido, no como venía sucediendo donde el agua quedaba estancada durante muchas horas o días y se hacía imposible transitar.